Una rehabilitación energética, además de envolverse en un importante aislamiento térmico, puede estar dotada de la combinación de sistemas de energía renovable y calefacción que nos permita vivir en una casa sana y altamente eficiente.

Nos gusta combinar las estufas de inercia con la energía solar térmica para el agua caliente y la calefacción (el calor se distribuye por muros y suelos radiantes). También creemos en el autoconsumo como el sistema ideal de autogestión de la electricidad, mediante el cual producimos electricidad por el día y consumimos de la red (o de baterías) durante la noche. A pesar del impuesto al sol es posible y rentable.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR