Si la ropa es nuestra segunda piel, la casa es la tercera, por lo que también es importante elegir bien las cualidades de nuestra vivienda. Algunas afectan directamente a nuestra salud, como pueden ser: la ventilación, temperatura, humedad o los tóxicos a los que nos exponemos. Otros aspectos pueden determinan nuestras facturas, es lo que llamamos eficiencia energética, que puede variar según el diseño del edificio, su aislamiento o el uso de energías renovables.

Diseñamos cada proyecto de manera integral, respetando el medio ambiente y cuidando la salud de los trabajadores y los usuarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies